Hace tiempo que elegí un camino de conciencia donde mi principal guía fuera la honestidad, la búsqueda de lo genuino y bondadoso, lo real. La vida me ha puesto en un lugar donde he podido elegir y eso , soy consciente, me convierte en una persona muy privilegiada. Al fin y al cabo  en eso consiste el privilegio, en tener opciones. Y en esta etapa pude elegir un camino nuevo al que a todas luces me estaba predestinado.

Este camino visto desde fuera no es tan descifrable, conlleva mucha renuncia, mucha conciencia para  no apartarme de lo que realmente soy, con todos mis innumerables defectos y carencias pero también con mi esencia a cuestas, llena, como la de todos, de capacidad para crear…para crearme.

Como digo, no es un camino llano, pero de todos los escollos que me encuentro, el más grande es lidiar con mi ego. Con ese personaje (o personajes, identidades, disfraces) que me han permitido llegar a donde estoy y por eso les estoy agradecida, pero a los que ya es hora de decir adiós. No es tarea fácil pues al ego , esa superestructura que todos creamos para sobrevivir, le cuesta despegarse de uno. Lleva ahí demasiado tiempo, me ha cogido cariño y sobre todo al ego le asusta mucho su propia aniquilación.

Le asusta tanto que se pasa la vida urdiendo argucias para que no te des cuenta de que está ahí. De que te has mimetizado tanto con él que ya no sabes quién es quién. Para que no llegues a la letal conclusión de que en realidad no te hace falta ya para nada. Yo me doy cuenta de mi ego cuando veo el de los demás…porque uno de los superpoderes que tiene el propio ego es que no se refleja en tu espejo. Pero si lo hace en el otro. En las personas que pasan por tu vida, siempre maestros, para reflejarte lo que de otra manera no eres capaz de ver. Es entonces cuando me pongo a trabajar duro para desprender una capa más de esa membrana que me aparta de lo único que me importa. Serme leal, justa y honesta para poder serlo siempre con los demás.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad