Llevo días reflexionando sobre el tema de l@s “influencers” y llego a la conclusión de que no hay por dónde cogerlo. La única respuesta que obtengo es que este fenómeno es el síntoma más claro y preciso de la sociedad profundamente enferma en la que vivimos. Me cuesta decirlo pues yo, de alguna manera participo del mismo, al estar tan presente en las rrss, pero dejadme que os cuente mis impresiones. Lo necesito.

Tengo formación como periodista y he trabajado en medios audiovisuales buena parte de mi vida, por tanto, como profesional del medio, he comprendido que los canales tradicionales se han trasladado a la social media y que usados como vehículos, son las nuevas vías para comunicar. Y desde ese punto de vista, encuentro que tienen ventajas claras; divulgación des-institucionalizada, libertad de opinión, democratización del cuarto poder, nuevos formatos innovadores, etc

Sin embargo cuando observo el fenómeno “influencer” , la cosa es como que ha tomado una dimensión propia que se sale de los límites de lo aceptable. Resulta que hace unos años preguntabas a un chaval qué quería ser de mayor y te decía casi con vergÜenza que astronauta. Ahora haces esa pregunta, y obtendrás una respuesta masiva: quiero ser influencer, o lo que es lo mismo, quiero ser alguien que no tiene un propósito en la vida y que quiere ser famoso por ser famoso. i.e. acumular likes, corazoncitos y comentarios estupidizantes.

What the fuck!!!!

Resulta que investigando un poco hay en el mundo 40 millones de personas que tienen más de un millón de seguidores!!! ¿qué significa esto? ¿que son todos famosos? ¿de qué viven? ¿cómo lo hacen? ¿porqué todo el mundo quiere ser como ellos?

Dejando aparte otro capítulo que sería el de los seguidores, likes y comentarios falsos que se venden al por mayor como bots (algoritmos que se comercializan para hacerte atractivo a las marcas), resulta que casi todo lo que se ve en las rrss es falso! ¿cómo no iba a serlo?  ¿quién pude estar todo el día con ese aspecto, en esos lugares de ensueño?

…y por si esto fuera poco, la consecuencia más nefasta de esto es que hacer scrolling por las rrss no solo no te hace sentir mejor, sino que  te hace sentir mucho peor!!! ya que se explota sin disimulo este fallo de programación de serie  con el que venimos los humanos,  que es la ENVIDIA!!! pero lo sabemos! sabemos que es falso y aún así, debemos tener un imán en el índice que nos atrae irresistiblemente al fucking corazoncito!!!! Bienvenidos a la “subnormalización ” de la especie…. hacen falta más pandemias.

Conclusión: El problema no está en las marcas, en las empresas que fomentan este desatino, en los medios rrss: fabrica de muñecos rotosque se expanden hasta conquistar cualquier rincón del planeta, en las pantallas de los devices que nos dan un falso sentido de conexión….El problema está en una mutación genética, que no se sabe cuándo ha tenido lugar, que convirtió el propósito de la amígdala, la glándula que gestiona el miedo, en un órgano al servicio del EGO. Ese que te dice cada día que tiene que ser visible a cualquier precio. Aunque sea a cambio de la aniquilación del sentido común, las ganas de prosperar y la evolución de esta especie nuestra por la que estoy a punto de tirar la toalla.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad