Del griego antiguo: en y theos (Dios). Enthousiazein: Estar poseído por Dios.

Caminando hoy me he dado cuenta de algo que he perdido momentáneamente…Ando cabizbaja últimamente. Con una sensación de desesperanza que supongo que nos ha invadido a todos un poco debido sobre todo a la situación que vivimos desde hace ya un año. Tanta pérdida, tanta tristeza, tanto dolor…Os confieso que me he dejado arrastrar  por las “cosas que han pasado fuera”. Me da rabia porque honestamente hace no tanto tiempo, me sentía pletórica y llena de entusiasmo, como suele ser mi estado vital.

Es cierto que soy emocionalmente intensa, a veces incluso desparramada! ( leer muchos libros de caballería no ayudó :-)) tiendo a somatizar mis estreses, angustias y  penas, pero tengo ese don de los niños que es capaz de ilusionarse en 0,2 con las cosas, con los proyectos y las personas. Me entusiasmo fácilmente. Me ensimismo en mis proyectos cuando me dejo atravesar por esa entrega entusiasta e irrenunciable al pintar, al tener una bonita conversación con un amigo, al pasear con mis perros, al cocinar, al cantar y reir o bailar…digamos que vivo todo con un gran amplificador emocional que a los de fuera puede parecer sufrimiento cuando estoy vibrando en la melancolía y  un enorme entusiasmo cercano al éxtasis cuando vibro un poco más alto.

Y hoy me he dado cuenta. Es que había perdido el entusiasmo; esa emoción que te infunde oleadas de creatividad y que lo único que quieres hacer cuando te invade es surfear esa ola y todas las que vengan detrás. Podría argumentar muchas razones por las que se me ha derramado el cántaro del entusiasmo. Y serían todas legítimas y plausibles. Cualquiera sentiría empatía.

Pero no. Es que no es eso. Eso no vale. Quiero decir, eso es lo fácil, lo lógico, la causa-efecto que tanto me aburre. La única razón que me vale ahora es que lo dejé escapar, o mejor dicho, lo enterré bajo un montón de razones aburridas y sórdidas que suelen preocuparnos a los humanos. Hoy a pesar de todo, decido recuperar mi entusiasmo y me dejo poseer de nuevo por Dios: Esto solo acaba de empezar.

A mi madre. El ser que más entusiasmo me transmite con su abrazo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad